dilluns, 5 de febrer de 2018

La Barcelona Masónica

Las Constituciones de Anderson

Versió en català aquí

Esta ruta la estrené en 2009 a raíz de un artículo que leí en el periódico, que hacía referencia a un libro, Paseos por la Barcelona Masónica, de Xavi Casinos. Desde entonces, por la ruta ya han pasado más de 3.000 personas.

La ruta dura unas 2:30 horas, aunque podría ser mucho más larga, debido a la gran cantidad de documentación disponible. Visitamos algunos -no todos, esto sería difícil, por no decir imposible- de los monumentos de Barcelona relacionados con la masonería. La mayoría de estos monumentos son más bien discretos, es decir, que su filiación masónica no es clara ni obvia; algo lógico si tenemos en cuenta la marginación y persecución que ha sufrido la masonería en nuestro país. Otros, en cambio, lucen orgullosos compases y escuadras, mandiles, martillos y cinceles. Si sorprende la saña con que la masonería fue perseguida en nuestro país, más sorprendente es todavía ver cómo algunos de estos monumentos sobrevivieron incólumes a la furia inquisidora de regímenes dictatoriales de todo tipo. Además de visitar algunos de estos monumentos, hablamos de los orígenes, la historia, los símbolos y el estado actual de la masonería.

En todo este tiempo, además, me he zambullido en esta sociedad o escuela filosófica de estudio, reflexión y acción. Hoy, sin creerme, ni mucho menos, un experto, puedo decir que profundizar en el conocimiento de la masonería me ha permitido, a la vez, profundizar en el conocimiento de mí mismo. Y puedo decir que ninguna otra de los paseos que hago me ha influido tanto como lo ha hecho esta. En cierta forma, ha habido un feedback, una retroalimentación que me ha llevado a plantearme preguntas, dudas y a intentar buscar respuestas a tantas y tantas preguntas que los humanos nos hacemos: quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos... La masonería no te da estas respuestas pero te puede facilitar las herramientas para que tú mismo las contestes. La masonería no es una religión, no es un partido político, no es una secta; va mucho más allá de todo esto.

En todo caso, la respuesta la tiene que dar cada uno de nosotros, desde su interior, desde sus creencias.

Esta ruta está totalmente adaptada para personas con movilidad reducida

Con un grupo de amigos

Mandil masónico

Compases i escuadras en la calle Comercio



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada